Cervezas en el equinoccio del Jardín Botánico. Critica.

Home  /  blog  /  Current Page

jardín botánico equinocio

El pasado fin de semana nos acercamos hasta el Jardín Botánico de Gijón para asistir a la fiesta del equinoccio de otoño y de paso degustar alguna de las 8 cervezas artesanas de la fiesta.

Cualquier acontecimiento que tenga lugar en el Botánico siempre es bienvenido. Ya hemos disfrutado de los conciertos en acústico de Iván Ferreiro, o Coque Malla Ese entorno es privilegiado y  hasta la Araucaria angustifolia  o la Araucaria araucana podrían eclipsar al ínclito Melendi si éste tuviese la idea de arrimase por allí. Hacer coincidir estos eventos con periodos de cambio de la naturaleza tan simbólicos como los equinoccios , solsticios, cambios de luna, etc, siempre le da un toque armónico y especial a todo el conjunto. O sea, que no necesitamos más. Pero siempre es bienvenido.

Al entrar,  sólo tuvimos que pagar la entrada habitual  del Botánico,  y una vez allí, comprar el pertinente vaso de estos eventos al precio de 1 euro, con el fin de rellenarlo con la amplia variedad de cerveza artesana que quisiésemos, también a tan sólo 1 euro. No lo puedes devolver y nuestra vajilla empieza a acumular bastantes items cerveceros. (En fin, un verano sin fin)

El precio estupendo, las colas para conseguir probar las cervezas demasiado largas y demasiado tiempo de espera.  ¿He dicho bien? Las colas una auténtica mierda que deslució gran parte del evento. Nos las pedíamos de 3 en 3, a riesgo de que calentasen, con tal de no esperar aquella absurda cola. La próxima, mochila y nos las traemos de casa.

Animando la hora del vermú estaba el grupo “El Mordisco” haciendo versiones de rock de los 70. A ver; su puesta en escena da lugar a dudas y, de mano, piensas….¿Dónde coño me he metido? La Orquesta Assia ya tocó el finde pasado en Fomento.

Nos equivocamos, o la cerveza estaba muy buena o ambas dos. La cuestión es   que consiguieron que saliésemos a bailar porque además de que el directo era bastante aceptable,  el repertorio era de los que no te dejan mantener los dos pies juntos. Aunque al principio éramos pocos, pero valientes, en las dos últimas canciones ya la gente, el público, los entregados…. de variopinta edad,  se empezaban a animar. Más vale tarde que nunca. Sí, éramos nosotros.

¿Volveremos? Al Botánico, seguro. A Assia no.

 

 

 

 


Leave a Reply

  • Details
  • Gallery
  • Tags
  • More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR